Blog

¿QUÉ PASA SI SOY AUTÓNOMO Y NO PAGO UNA CUOTA A LA SEGURIDAD SOCIAL?

El pago de la cuota de autónomo es uno de los gastos más molestos y la vez más importantes a los que se tiene que enfrentar una persona cuando toma la decisión de trabajar por cuenta propia.

 

Seguro que alguna vez te has visto en la situación de que no se haya podido producir el cobro de dicha cuota por parte de la Seguridad Social. En estos casos es normal tener dudas sobre cuáles serán las consecuencias.

 

Cualquier autónomo tratará de buscar todas las fórmulas posibles para reducir gastos, estudiando, por ejemplo, una posible exoneración de cuotas de autónomos, que dependiendo de la particular situación de algunos, sería posible. Pero nunca una opción será dejar de pagar la cuota de autónomo de manera deliberada.

 

Lo que sí puede ocurrir es que, si tienes domiciliado el pago en tu cuenta bancaria y, por ejemplo, el día que la Seguridad Social procede al cobro, tu cuenta se encuentra en números rojos, no pueda efectuarse el pago de la cuota de autónomo. Si el abono lo realizas a través de una asesoría y esta comete un error, también puede darse la situación de que no se efectúe el cobro.

 

¿Qué pasa si soy autónomo y no pago una cuota a la Seguridad Social?

 

En el momento que no se haya producido el pago, debes saber que la Seguridad Social no volverá a intentar efectuar el cobro a través de tu cuenta bancaria. Serás tú el que deba acudir a sus oficinas para resolver el problema.

 

Debes prepararte para pagar el importe con un recargo del 20% cada mes de retraso del abono de la cuota de autónomo.

 

La Administración te facilitará un recibo con el recargo correspondiente con el que deberás acudir al banco y proceder al pago.

 

En el caso de que pasen dos o tres meses sin que hayas pagado tu cuota de autónomo, recibirás una carta denominada ‘providencia de apremio’ que será emitida por la propia Seguridad Social en la que se te informará del recargo que tendrás que abonar  y que esta vez será superior al del 20% mencionado anteriormente.

 

Estudiar la posibilidad de reducir el IRPF, informarte sobre la exoneración del pago de cuota… existen fórmulas para que reduzcas gastos. Pero como puedes comprobar, dejar de pagar la cuota nunca es una buena opción. Esta decisión, a la larga te supondrá un mayor desembolso de dinero.

No Comment

0

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies